Síguenos en

RESEÑA HISTÓRICA

Antecedentes

Para el año de mil novecientos setenta llega al departamento de Olancho un joven sacerdote de la Orden Franciscana Conventual procedente del estado de Kansas en los Estados Unidos, llamado en el ambiente religioso como Fray Emilio Cook, pero que su nombre de nacimiento es William Francis Cook.

El padre Nicolas D’Anton obtiene el debido permiso del obispo de la Diócesis de Juticalpa y el padre Emilio Cook se instala en el municipio de Gualaco, allí inicia la concreción de uno de sus mas nobles sueños, ayudar y promover a los jóvenes de escasos recursos económicos a través de la educación.

Como primera acción concreta el padre Emilio Cook funda un instituto de segunda enseñanza para que los jóvenes tuvieran la oportunidad de cursar sus estudios secundarios, luego decide instalar un internado para varones y otro para señoritas, para los jóvenes que estudiaban. El instituto Francisco Bertrand vino a despertar en los jóvenes de Gualaco, Olancho el deseo de superación, y fue así como en pocos años muchos jóvenes alcanzaron la oportunidad de ingresar a la universidad y de esta manera en pocos años surgieron los primero profesionales como fruto de estos primeros esfuerzos del padre Emilio Cook.

En el año de 1975 Honduras se vio afectada por la masacre de Los Horcones en el Valle de Lepaguare departamento de Olancho. En esta masacre cae como victima el padre franciscano Casimiro Ziper, quien había llegado a Olancho traido por el padre Emilio Cook. Él fue una victima de esta masacre de dos sacerdotes y varios laicos comprometidos.

Este acontecimiento puso en precario la permanencia del padre Emilio Cook en Olancho, por lo que tomó la decisión de trasladarse a la capital, primero n la colonia Miraflores y después en la colonia San Francisco de Comayagüela donde funda una casa de formación religiosa y un colegio de secundaria, cuyo nombre es Instituto San Buenaventura. Aquí, el padre Emilio prosiguió con su proyecto de ayudar a jóvenes de escasos recursos económicos a profesionalizarse o estudiar para la vida sacerdotal. Cabe mencionar que para el padre Emilio era mas importante la primera opción, sin descuidar la formación religiosa, esto le trajo algunos inconvenientes con sus superiores en Estados Unidos, quienes le limitaron que continuara ayudando a los jóvenes que solamente deseaban estudiar una profesión, pues para ellos lo que mas importaba era la promoción de las vocaciones religiosas.

Esta situación incomodó al padre Emilio, por lo que tomó la decisión de retirarse temporalmente de la Orden, y es así como se traslada a la comunidad de Flores, municipio de la Villa San Antonio, departamento de Comayagua. Esto sucede en el mes de enero del año 1981. Logra ubicarse en Flores con la autorización del Obispo de Comayagua en aquel entonces Monseñor Geraldo Scarpone. Para tal efecto el Padre Emilio fue acompañado por varios jóvenes que él estaba ayudando en Tegucigalpa.

Una vez en Flores cuatro jóvenes fueron matriculados en el Instituto Guaymuras de Comayagua para continuar sus estudios de Ciclo Común.

Ese año de 1981 el padre Emilio vivió en una casa alquilada. En un primer momento el padre asumió la responsabilidad de dirigir la iglesia en la comunidad de Flores, la que en meses posteriores fue elevada a la categoría de parroquia por órdenes del obispo de Comayagua. Aquí tuvo que combinar las labores pastorales de la parroquia (Flores, Lamaní y San Sebastián) con la responsabilidad de irle dando forma y orientación al nuevo proyecto de ayudar a jóvenes. Ese mismo año se compró una casa con suficiente solas en el barrio El Campo para albergar en forma temporal el internado de varones. Así mismo se comenzaron los trámites ante el Ministerio de Educación para fundar un instituto de educación secundaria.

En el año de 1982 se inaugura el primero de febrero el Instituto Maximiliano Kolbe, el cual comenzó a funcionar con sus aulas en el antiguo Salón Comunal, y las oficinas administrativas en una casa que se alquiló en las cercanías del salón comunal.

Se compró el terreno para el internado y el edificio del colegio, para el año de 1985 se construyó las instalaciones propias del instituto. En 1984 se inició el bachillerato en Ciencias y Letras

Nace APUFRAM

El año de 1986 es fundamental en la vida del proyecto que el padre Emilio venía perfilando desde el año de 1971. Es así como con la participación de los primeros egresados de la universidad se constituye la Asociación Pueblo Franciscano de Muchachos, APUFRAM. La asociación es aprobada por la Secretaría de Estado en los Despachos de Gobernación y Justicia mediante Resolución 181-86 a través de la cual se aprueban sus estatutos y personalidad jurídica.

El año de 1989 se funda en la comunidad de Toyos, El Negrito, departamento de Yoro el Instituto San Francisco de Asis, a la vez se construye un internado para varones procedente de las comunidades aledañas. En este mismo año se funda en la comunidad de Flores Villa San Antonio, el centro vocacional APUFRAM, el cual fue financiado por el Centro Asesor  para los Recursos Humanos de Honduras. CADERH. Este nuevo centro educativo se crea con el objetivo de capacitar mano de obra calificada en el área de carpintería y ebanistería.

Asi mismo en el año de 1989 se inicia un Hogar de Niños Huerfanos y Abandonados, el que posteriormente es trasladado a su propia instalación en la cabecera municipal de la Villa San Antonio.

Para el año de 1992 se funda en San José de La Paz, departamento de La Paz, el Instituto San José de Cupertino, este instituto comenzó a funcionar en las instalaciones del centro comunal del municipio, pero en ese mismo año se compró una propiedad en la cual se construirían las instalaciones del colegio. Este colegio se oficializó a petición de las comunidades Lencas del departamento de La Paz. Pero se continuó el proyecto en esa comunidad solamente con un internado y una plantación de café en la cual trabajan los beneficiarios.

En el año de 1993 se funda un nuevo colegio en la comunidad de Salamá, Tocoa, en el departamento de Colón, de nombre San Antonio de Padua. Allí en Salamá APUFRAM compra es un lote de varias manzanas de palma africana en producción, cuyo producto es vendido para ayudar al sostenimiento del Instituto San Antonio de Padua. Aquí se inicia un ambicioso proyecto educativo, el cual fue apoyado incondicionalmente por las cooperativas agropecuarias de palma africana y por los vecinos de la comunidad. El colegio comenzó a funcionar con Ciclo Común de Cultura General, pero años después se implementó el Bachillerato e Mercadotecnia.

Para el año de 1996 se inicia el proyecto denominado Hogar de Niñas Nuestra Señora de Guadalupe. Este nuevo Hogar se instalo en las instalaciones donde antes funcionaba la Aldea S.O.S en el Conejo Villa de San Antonio, en el desvió de la ciudad de La Paz. Las primeras niñas que ingresaron a este Hogar procedían del municipio de Tocoa, departamento de Colon, víctimas de las inundaciones que se habían dado en el municipio de Tocoa, específicamente en la aldea de la Abicinia, donde hubo muchos muertos, los que dejaron hijos huérfanos y abandonados.

En al año 1996 se funda el Instituto San Pedro de Alcatara en Campana, Cortes. Así mismo se compra una propiedad en la cual se pensaba construir el internado para los jóvenes del sector que desearan estudiar en calidad de internos. Este colegio tuvo corta vida institucional pues la matricula nunca fue suficiente como para ayudar a sus sostenimiento por lo que la Junta Directiva decidió cancelarlo y convertir el edificio del colegio en instalaciones del internado lo cual tampoco dio buen resultado.

Como siguiente proyecto se construyo y fundó el Hogar de Niños San Bernardino de Siena, en el sector de La Barca, Municipio de Santa Cruz de Yojoa. Aquí se había comprado una propiedad de más de cien manzanas de terreno que se dedicaría a la ganancia y una pequeña área para el cultivo de arroz o maíz.  

En el año 2003 El Padre Emilio incita a la Asociación a salir del país, y así como se funda un proyecto de jóvenes en la República Dominicana en la provincia de Estefanía al sur de la República.

Cabe mencionar que APUFRAM, para atender las necesidades de educación y profesionalismo universitaria ha creado el Programa APUPRESTAMO. Para hacer préstamos educativos a los estudiantes beneficiarios con un índice mayor al 70%. Estos préstamos son devueltos a la Institución y sin ningún interés una vez que el joven ha finalizado sus estudios universitarios.

Por otra parte la Asociación ha considerado que también las madres solteras tienen derecho a una oportunidad, para lo cual se ha creado el Hogar de Madres Solteras Margarita Cook, el cual está localizado en el sector de el Conejo, desvió a la ciudad de La Paz. En este hogar viven varias madres con sus hijos los que asisten a la Escuela Primaria Santa Ana, y ellas colaboran en las labores de cocina y otras actividades en el Hogar Nuestra Señora de Guadalupe.

En el año de 1996 también se fundó el Hogar de Señoritas Santa Ana en la Comunidad de Flores, el que alberga a aquellas muchachas egresadas de Sexto Grado del Hogar Nuestra Señora de Guadalupe y muchas jóvenes que vienen a estudiar Ciclo Común o Bachillerato al Instituto Maximiliano Kolbe.

Mientras todos estos acontecimientos se han ido desarrollando, el Padre Emilio Cook en forma incansable año con año ha estado viajando a los Estados Unidos para solicitar ayuda a parroquias y personas particulares. De esta manera ha logrado crear una amplia red de padrinos que ayudan a la mayor parte de los beneficiarios de APUFRAM.

Por otra parte APUFRAM, ha venido haciendo grandes esfuerzos por lograr la auto sostenibilidad de la Asociación, objetivo que ha sido difícil lograr dada la naturaleza de la Institución.

La Asociación en su devenir histórico ha visto reconocida su labor tanto a nivel Nacional como Internacional. Es así como en el año 2007 la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC). Premio la labor de APUFRAM por intermedio del Padre Emilio Cook a quien se le dio un reconocimiento continental. En el año 2008 el comisionado de los Derechos Humanos de Honduras, a través de terna de reconocidas personalidades concedió el Premio Anual de Derechos Humanos APUFRAM, habiendo sido escogida de entre varias instituciones y personajes que participan para optar a este premio de Reconocimiento Nacional.

       

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes

APUFRAM EXTIENDE EL SUEÑO Y LA OBRA QUE EL PADRE EMILIO COOK COMENZÓ EN 1970.

 

 

 

Powered by Warp Theme Framework
Premium Templates